La llegada del bebé y los perros (I)

La Llegada Del Bebe Y Los Perros I

La llegada del primer bebé a una familia que tiene perros requiere tomar una serie de medidas para que la adaptación sea exitosa, y fundamentalmente segura. El rol que ocupa el perro o los perros en la casa previo al nacimiento y las características propias del animal hacen que esas medidas sean muy variadas. Trataremos de cubrir la mayoría de las opciones.

Si tenemos en nuestra casa un animal agresivo, debemos reconsiderar toda la situación. Las personas no deberían tener animales agresivos. Sin embargo es un hecho que en muchos hogares quien manda es el perro y todos se adaptan a él. Esta es la peor de las situaciones y puede ser un verdadero peligro para el niño. Lamentablemente numerosos ejemplos han demostrado lo serio que puede llegar a ser.

Si el animal tiene antecedentes de haber mordido a miembros de la familia y se muestra especialmente dominante, desaconsejo ampliamente tenerlo en casa con un bebé. Aún cuando se lo mantuviera apartado físicamente, es malo tanto para el perro como para el niño.

Sin llegar a ese extremo, tenemos que tener en cuenta que aún con un perro tranquilo la situación puede estresarlo severamente y puede ser problemático. Para eso es que debemos considerar el entrenamiento que el perro tiene. Si no es obediente y no tiene claro cuál es el lugar jerárquico que ocupa en el hogar, en los meses previos debe ser entrenado. Hay órdenes que tiene que tener muy claras, como el quieto-sentado.

Una vez que tenemos el animal entrenado, debemos prepararlo para la nueva situación.

Deja un comentario